Duplicidad Barrial

octubre 2015

Categories: Projects

El barrio es una unidad territorial que posee límites claros y reconocidos por sus habitantes. Sus fronteras corresponden a una construcción de identidad destinada a marcar las diferencias entre lo propio y lo ajeno [1]

 

Es posible advertir, al recorrer algunas calles y barrios de diversos cerros de Valparaíso, el evidente deterioro que expone su infraestructura. Sin embargo, no solo el paso del tiempo ha generado efectos visibles en éstos sino que también el crecimiento de la población, el incremento del radio urbano y la fracasada política de gestión municipal. Sumamos a esto, la construcción de nuevas edificaciones que en su conjunto imponen nuevos vecindarios que son erigidos como monumentales hitos arquitectónicos, una situación que con la aparición de las estéticas del mercado inmobiliario amenazan esta arquitectura y el modus vivendi del gran Valparaíso.

Con este somero historial que expongo, más el estudio de campo que han levantado un grupo de artistas visuales, que colectivizados en el proyecto denominado Worm[2], hemos trasladado nuestro trabajo a esos otros márgenes que interrogan el hábitat de esta ciudad y sus peculiares recovecos. Bajar por los cerros, subir sus empinadas escaleras o simplemente comprar en sus almacenes ha generado en nuestras ideas muchas interrogantes, tanto de los antiguos vecinos como de los nuevos, quienes enfrentan su herencia patrimonial e inmaterial, que por cierto ya acumula varias secuelas. Debido a que estos barrios actúan como nudos de interacción cultural, los mismos exhiben elementos semánticos que marcan el lugar y el cotidiano que para varios miles transcurre entre el cerro y el plan. Son estas calles y su gente que ponen sobre la mesa varios diálogos que no esconden molestias, nostalgias ni mucho menos cuestionamientos, ya que los vecinos que rodean Worm han debido asumir que el conjunto, o sea todos ellos colectivizados, constituyen la interacción barrial con la que debería especular cada ciudad. Como nos dice Kevin Lynch: Los elementos móviles de una ciudad, y en especial las personas y sus actividades, son tan importantes como las partes fijas. No somos tan sólo observadores de este espectáculo, sino que también somos parte de él, y compartimos el escenario con los demás participantes. Muy a menudo, nuestra percepción de la ciudad no es continua sino, más bien, parcial, fragmentaria, mezclada con otras preocupaciones. Casi todos los sentidos están en acción y la imagen es la combinación de todos ellos.[3]

Los cambios perceptibles que presenta la ciudad de Valparaíso, y en este caso específico esos que vemos en los alrededores del Worm, ocasionan en la comunidad que la circunda otra ‘comunidad imaginada’ que explaya aspiraciones territoriales y de sobrevivencia ante esos abruptos cambios. Entonces resulta coherente que esta exposición denominada ‘Duplicidad Barrial’ sea una de las etapas en las que al compartir con los vecinos del puerto, estamos rescatando de sus reflexiones lo que ellos creen sobre el trabajo que desde la cultura visual les presentan los artistas convocados.

Por otro lado, los vecinos nos han mostrado varias consignas que están estrictamente relacionadas con sus propios actos cotidianos, sinceros y fugaces. Aquí, más allá de los referentes simbólicos que se puedan exponer, de los procesos de identificación social que aún subsisten y de la legitimación de un hábitat diverso, esta exposición explora un capital discursivo que evoca otros posibles barrios junto a sus objetos, expresiones, desechos y miradas; un asunto relevante a la hora de crear una investigación de campo con algunas comunidades barriales que hoy en día sucumben ante la embestida de agentes que van rompiendo progresivamente con sus esquemas de vida.

En una de las salas de Worm el video de Francisco Gabler, Duplex (Video 4`58“, sonido estéreo, 2015) nos presenta como este artista ha documentado la vista que poseen las nuevas torres de departamentos hacia toda la ciudad y que han sido levantadas alrededor del barrio donde se ubica la Galería. Desde la vista que captura de estos edificios, así como la obtenida de los cerros y el mismo plan, podemos conocer otra ciudad. Estas imágenes del barrio chocan con la voz en off de una de las vecinas que va relatando historias de la vida en los cerros y cómo luchan con nuevas formas de habitabilidad. Las torres levantadas exponen desde su sitio toda una contaminación visual a la que los vecinos tendrán que acostumbrarse. De esta manera la imagen del puerto que se observa, desde los nuevos edificios, pone en crisis no sólo el imaginario visual de la ciudad, sino también el que ha creado el vecino.

Mientras tanto en el lobby de la Galería, el artista visual Sebastián Gil exhibe la relación que mantuvo con la producción artesanal de diversos objetos de uso cotidiano que pueden ser adquiridos en las ferias de la avenida Argentina en Valparaíso. A lo largo de un sin número de visitas a ese lugar, el artista recopiló y fotografió el trabajo de ‘re-diseño’ que es manufacturado y vendido en diversas tiendas de la feria. En estos lugares ‘especializados’ los clientes buscan resolver los problemas que surgen por el mal uso, el deterioro o las fallas de fábrica que presentan algunos objetos de uso cotidiano, al mismo tiempo éstos ofrecen las últimas tendencias tanto para la reparación de juguetes de niños como para el cuidado de las mascotas. Todo es diseñado pensando en los gustos del cliente. Lo manufacturado aquí rompe con toda operación industrial y lo convierte en un espacio que altera desde la artesanía esos otros sistemas económicos que co-existen en los cerros de Valparaíso. Esta obra titulada Producción Nacional (2015) apela a esas soluciones ‘parche’, de bajo costo y ejecutadas por el maestro chasquilla que con su creatividad tiene como meta entregar la función adecuada a esos objetos que son requeridos diariamente.

Sobre el suelo de un oscuro y frío patio, otra de las integrantes de Worm Paula López, instala su obra Estado de Catástrofe (2015). Esta instalación evidencia ese Valparaíso acostumbrado a una constante vida de alertas, una inestabilidad social que va generando la fragmentación y división de los escombros que aparecen por doquier. Por medio de catástrofes tales como incendios, terremotos y marejadas, distintos lugares de Valparaíso han sido destruidos una y otra vez, por lo que las diversas reconstrucciones han generado una gran cantidad de desechos que terminan siendo rasgos arqueológicos. Al parecer los vestigios del puerto están más expuestos que nunca ante la adversidad de las catástrofes, hacerse cargo de estas partes es darle lugar y valor a cada una de ellas.

Renato Ordenes San Martín exhibe la obra Entre Piedras de Montaña (2015) Este artista traslada los relatos recogidos en el puerto y los desplaza a esos nuevos barrios que crecen violentamente más allá de los cerros de Valparaíso. Curauma es un gigantesco proyecto inmobiliario que se desborda en si mismo. Casi todas sus viviendas mantienen fachadas parecidas, los barrios van creando nuevas fronteras que aniquilan la naturaleza del lugar. Por lo que los bienes de uso público parecen ser prisioneros de estas nuevas formas de habitar que evidencian una deformación barrial impuesta por algunas constructoras. Rápidamente vemos como estas nuevas estéticas barriales modelan el acto de ser y vivir en un proyecto como Curauma.

En ‘Duplicidad Barrial’ y como modo de síntesis, este grupo de ‘artífices’ confronta la visión conceptual de la vida en diferentes barrios y los reviste con los referentes empíricos que han recabado. Al revisar los relatos localistas, como una forma específica de reconocimiento de la dimensión simbólica de estos barrios, un proyecto expositivo como el presentado en Worm crea un incentivo material y metafórico de los espacios urbanos que poseen una relevancia estratégica y un alto significado para aquellas acciones locales que re-estudian la convivencia entre lo ‘tradicional’, eso que denominamos como patrimonial y los nuevos vecinos.

 


  1. GUERRERO, Bernardo, “Sociabilidades o Identidades Deportivas y Religiosas en un Barrio Popular: La Plaza Arica”. Revista de Ciencias Sociales Nº13, 2013.
  2. Proyecto independiente de difusión y residencias artísticas fundado el año 2012. Más información en http://wormgallery.tumblr.com/
  3. LYNCH, Kevin, “La Imagen de la Ciudad”, capítulo Nº1: La Imagen del Medio Ambiente. Editorial Gustavo Gili, editado en Madrid, España. Pág 10.