Transferencias de Memoria

septiembre 2011

Categories: Projects

Septiembre 2011

 

Las maneras en las que inferimos sobre las estructuras sociales, los aspectos culturales que se desarrollan a nuestro alrededor e incluso nuestras cosmovisiones del mundo no deben separarse del momento histórico en el que se han constituido, así como tampoco deberían alejarse de los procesos históricos que constituyen su aparición. En la mayoría de los casos la dimensión histórica implica cierta consideración de la realidad social como proceso. Todos los fenómenos sociales tiene una fugacidad que va siendo modificada con el transcurso del tiempo. Por lo tanto al recuperar una historia pretérita resignificamos las funciones del presente y como el tiempo no cesa, se insertan nuevos acontecimientos, situaciones y hechos. ¿Es la memoria la que nos lleva a la construcción significativa del pasado?

Pero toda esa comprensión y creación del significado que transforma la apertura de algunas interpretaciones de la memoria, esa memoria individual y colectiva implica un nuevo sentido. Y ese rumbo puede ser absorbido por el relato histórico de una comunidad o nuestra identidad nacional. Entonces los recuerdos, esas memorias y sus rumbos son elaborados con imágenes propias, abstractas y desiguales. Una versión implícita del pasado. Transmitir la construcción o desequilibrio de una memoria y al mismo tiempo elucubrar transmitirla, retuercen el paso de una exposición de arte contemporáneo por un lugar de memoria.

En esos espacios donde ya no opera el ferrocarril sucumbe una acción expositiva que une y distorsiona varios sentimientos. Por lo mismo desde la perspectiva histórica-cultural el paso del tren representa esa memoria del territorio y el panorama social de una región.

La conexión de las artes visuales y la sala de maquinas acoge varios dispositivos que actúan para el normal funcionamiento de una gran estructura. Pero al llevar a cabo el proyecto “Transferencias de Memoria”, el terreno del ferrocarril hace funcionar las perspectivas de los artistas, interfiriendo en la escencia misma de las imágenes, formas y texturas de una memoria que ha sido más relativizada con el turismo que con la herencia cultural del sitio/lugar. Además, esa ambigua conducta patrimonial que ha adquirido el ferrocarril, lo enclaustra y desarticula de su rol principal. Julio Briones, Gonzalo Cueto, Jorge Olave, Renzo Vaccaro y Cristian Wenuvil interpretan, en la atmosfera de un medio de transporte que ha desaparecido, el análisis de una realidad local que en su trama principal presenta los procesos de creación artística generando un espacio para imágenes, sonidos y estructuras que expresan el devenir de esos cuestionamientos del concepto de memoria. A través de esta exposición se presenta el pasado. Un pasado que en algunos momentos, elaboró relatos plausibles y otros no tanto. Narró los discursos significativos que circulan en la sociedad y reconsideró el contexto en el que se producen, utilizando el lenguaje como medio para ofrecer y sostener diferentes versiones. Sin embargo, ese pasado no ha diseminado la visualidad de los artistas y el contingente que contiene esa expresión memorial. Pero, en nuestro país, en el discurso social se vive de la memoria, se generan políticas de la memoria y se construyen monumentos para la memoria. En síntesis solo se atreve a decorar con el concepto pero no se atreve a analizar y reflexionar sobre el. Así “Transferencias de Memoria” aglutina un corpus de pensamiento en torno al problema de la memoria y al drama social que trae consigo justificar lo que nos pertenece y lo que deseamos sostener y re-armar para el futuro.

Finalmente en otro frente, para ese Chile-País, es complejo comparar y separar los sitios de veneración social, hoy titulados arbitrariamente como museos. Porque finalmente, quienes veneran esos lugares, no solo piensan en resguardar su patrimonio, como aún lo piensa y sostiene la institución museal chilena, sino que además ellos han pretendido revelar las intenciones que los llevan a conservar sus tradiciones y que esa memoria social no sea transferida a un souvenir.